You are here

Share page with AddThis

Kumato®, el poder de una marca

Los tomates bajo la marca Kumato® iniciaron su andadura de la mano de uno de los genetistas de Syngenta, Luis Ortega, en Adra (Almería), allá por el año 1972, cuando descubrió que  había unos tomates en las lindes de las fincas que tienen un color, apariencia y sabor diferentes a los del resto de la explotación.

 

Más adelante, en 2002, tras muchos años de trabajo sobre este material original, se obtuvieron nuevas variedades donde se incrementaba la producción, la firmeza y el sabor a través de técnicas de mejora genética tradicional, y fue entonces cuando se lanzó al mercado la marca Kumato® formada por diversas variedades y dos tipologías, el Tomate Kumato® Original y el Mini Kumato®, su versión cherry.

 

Pero el gran salto de Kumato® ocurre en 2012 cuando se realiza la primera campaña de televisión durante el mes de diciembre y enero de 2013, iniciándose un nuevo camino tras mucho trabajo previo por parte de los equipos de breeding con Luis Ortega y su equipo, el Product Manager de tomate Rafael Salinas y los equipos de ventas de Murcia y Almería. Posteriormente llegó David Bodas, Food Value Chain Lead SWE, a quien podemos considerar uno de los PROTAGONISTAS DEL CAMBIO, al haber sido capaz de desarrollar la marca de un producto innovador, centrándose en comunicar esa diferenciación al consumidor final, utilizando para ello multitud de herramientas de marketing. Todo un desafío para el sector que muy pocas veces vemos en una casa de semillas.

 

¿Pero dónde está el éxito realmente de esta marca? Con Kumato® hemos podido ver cómo una empresa, cuyo cliente es el agricultor, da el salto en la cadena y se fija en el consumidor. Y hacia él focaliza la gran mayoría de sus acciones: mostrando el producto y sus características pero también todo el trabajo y esfuerzo que hay detrás de él. En ello, ha jugado un papel esencial el marketing on line y especialmente las redes sociales, por las que apostaron en 2015, que han permitido aún más si cabe a Syngenta estar cerca de ese consumidor a través de la marca Kumato®, aportándole de forma constante información muy bien gestionada y que, sin duda, fomenta el reconocimiento de marca y, por tanto, las ventas de este producto.

 

También la innovación está siendo determinante en este posicionamiento, pues Bodas considera vital seguir sorprendiendo al consumidor. En Kumato® ya encontramos sabor, salud y conveniencia, pero siguen avanzando al presentarnos nuevas variedades que refuerzan ese carácter diferenciador.

 

Por ello, Syngenta da un paso más y nos muestra ahora en Fruit Attraction 2017 el Kumato® Gran Sabor, una variedad con más sabor, de un calibre medio y muy dulce, con una presentación diferente y un color muy atractivo, con un diseño específico de empaquetado que resalta los atributos y lo especial de este producto; o Baby Kumato®, la variedad más INNOVADORA dentro de la marca, que con el sabor característico de Kumato® y un calibre más pequeño que Mini Kumato®, tendrá un diseño de envase específico para poder consumirse como snack en cualquier momento del día.

 

El consumidor va a buscar Kumato® y no un tomate más. Crear marca en el sector hortofrutícola es realmente complicado, cuesta tiempo y recursos, pero Syngenta como abanderada de esta nueva forma de entender el negocio, seguirá apostando por ello.