Tomate seco casero

Postres bebidas salsas

Ingredientes para 20 unidades de tomate seco

  • 5 tomates Kumato®
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharaditas de hierbas provenzales
  • Aceite de oliva virgen extra (para conservar los tomates)

Elaboración de la receta

Lavar bien los tomates Kumato®, cortar en cuartos y colocarlos sobre una fuente de horno bien separados entre sí. Después, espolvorear con la sal y el azúcar y dejar que reposen durante media hora.

Una vez reposados, espolvorear con las hierbas provenzales e introducir en el horno pre-calentado a 100ºC, donde dejamos secar a esta temperatura durante un total de seis a ocho horas, volteando los cuartos de tomate Kumato® de vez en cuando durante el proceso.

El esfuerzo que requiere elaborar tomate seco casero es nulo. Solo hay que estar pendientes de voltear de vez en cuando, nada más. Cuando los tomates están listos, los dejamos enfriar y los introducimos en un bote de cristal y los cubrimos con aceite de oliva virgen extra. Conservamos el tomate seco en la nevera y lo usamos al gusto en el plazo de un mes.

Márcate una presentación original

Es conveniente esperar una semana antes de consumir nuestro tomate seco casero, para permitir que el sabor se asiente al tiempo que absorbe los aromas del aceite de oliva virgen extra en el que se conserva.

Podemos también aromatizarlo introduciendo en el bote un diente de ajo, bolas de pimienta o unas hierbas frescas. Cualquiera de estos otros tres condimentos conferirá un toque muy especial a nuestro tomate seco casero.

El tomate seco casero es un ingrediente que, por su potencia de sabor, tiene la capacidad de transformar aquellos platos en los que lo utilicemos. Se puede utilizar como acompañamiento de quesos, agregar a las salsas de nuestras recetas de pasta, a las pizzas, a las ensaladas o a los bocatas.